domingo, 13 de octubre de 2013

Love, Actually

Bien, poco a poco me voy poniendo al día en todas las películas que tengo pendientes (de las series mejor no hablamos) y ayer por fin vi una que tenía guardada desde hace ya bastante tiempo.

En mi caso he visto varias películas que reúnen varias historias en una sola y ninguna había conseguido llamarme la atención. Pero como suele ser habitual, la excepción confirma la regla. Y para mí la excepción se llama Love Actually.


La película en cuestión me atrapó de principio a fin porque, y al contrario que en las que vi anteriormente, casi todas las historias me gustaban. No fue como por ejemplo con Sin City, donde solo me llamaba la atención la historia protagonizada por Bruce Willis (claro que si no me gusta Bruce Willis, ¿quién me iba a gustar?).

En esta película se narran un total de diez historias (aunque yo diría que son nueve, pero bueno, ya se sabe cómo son los críticos de cine). De estas "nueve" historias solo hubo una que no me transmitió nada, y cuatro de ellas se convirtieron en mis favoritas. Las otras cuatro también me gustaron pero no llegan al nivel de mis favoritas.

Y además el reparto que hay es de escándalo. Al ver esta película solo puedo decir que me encantaría tener un primer ministro como Hugh Grant (la mejor película que he visto de este actor inexpresivo y de mirada triste a más no poder), un marido como Colin Firth, un padre como Liam Neeson y una madre como Emma Thompson.

En mi opinión es una de las pocas comedias románticas que me han gustado de la época. Inglesa tenía que ser, y es que las típicas americanadas me decepcionan cada vez más.

Les dejo con el baile que se marca el mejor primer ministro que he visto en toda mi vida:


2 comentarios:

  1. Cómo que no hay comentarios acá!??? Debo decir que es quizás la única película comedia romántica que no me da vergüenza admitir que amo, hasta diría que siento orgullo, porque la verdad aunque no parezca de cursi cero, paparruchadas ridículas no, como decís esta película rompe el molde, es la excepción a la regla, azucarada en el punto justo, ni amarga ni muy dulce, adoré casi cada una de las historias,el elenco absolutamente de película, Hugh jamás me había gustado como actor hasta esta película, un papel al dedo, sonso, ñoño y despistado, lo adoré, desde ese momento comencé a ver a Hugh con más cariño debo decir. Colin, ya cuando lo ví todo santurrón supe que la película me iba a gustar, tiene una simpatía y una cara de "yo no fuí" que te roba el corazón inmediatamente, la escena donde habla en portugués como que me hizo el corazón añicos de tanta ternura. Y repito, no me gusta lo cursi. Película adorable, soundtrack adorable, a pesar de los años cada vez que la pasan la vuelvo a ver, preciosa de principio a fin, equilibrada. Y para qué voy a hablar de las películas americanas del mismo género? No merecen una opinión sinceramente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Hugh Grant no me ha gustado nunca y me sigue sin gustar. Lo veo como un actor muy soso que nunca me atrapa, no consigue que me meta en el pellejo de su personaje. Pero esta película parece ser la excepción de todo. Es la única en la que me gusta cómo lo hace, y su historia en cuestión me encanta.

      Y ya que voy a decir de Colin... comparto al 100% todo lo que has dicho tú. Creo que no hace falta añadir nada más.

      Eliminar